16 oct. 2008

¿Toltílla? No, toltílla no.

Hay un fenómeno curioso y es que a la vez que Japón parece europeizarse, mejor dicho, occidentalizarse cada vez más, Occidente parece vivír el proceso contrario. No sólo por el hecho de la progresiva tecnificación con la que nos abruman y de todos los aparatitos que importamos de esos majos señores bajitos tan educados y listos, sino porque su cultura, filosofía, arte, hasta cocina, se tiene cada vez más en cuenta a lo largo de todo el mundo. En lo que nos atañe a nosotros, los frikazos, es bastante notable la presencia de su noveno arte, el manga, en las librerías y tiendas de todo el mundo y de sus dibujos animados (anime) en la pequeña pantalla y en el cine.
La invasión nipona en España, y en el resto del globo, comenzó tímidamente en los años 70 con sus adaptaciónes en animación de clásicos europeos como Heidi y Marco, incluso Ana de las tejas verdes, siguió con Mazinguer Z, más tarde con las archiconocidas Caballeros del zodíaco y Dragonball, que fueron la auténtica revolución y con la que el público empezó a saber ya lo que eran los comics y la animación japoneses más en profundidad y el motivo por lo que empezaron a consumirse cada vez más productos de este tipo, y a día de hoy con el famoso Naruto, Bleach, Death note, pasando como no por Pokemon y Digimon anteriormente, y que son lo más de lo más, y el cómic que consume mayormente nuestra chavalería, sobre todo chicas.
La verdad es que el manga ha popularizado bastante el noveno arte entre el público femenino,
y posiblemente sea por lo que empiecen despues a adentrarse en otros géneros del cómic, dejando este de ser ya algo por lo que se interesen casi exclusivamente los chicos, como hasta ahora.
Este furor, este fenómeno ha dejado su impronta en los creadores occidentales muchos de los cuales adquieren un estílo similar en sus diseños, sobre todo en las series de animación. Aunque sólo en el diseño de personajes porque los métodos de animación de los japos no tienen nada que ver. Esa parodia de los Ángeles de Charlie que son las superpijas Totally spyes, Ben 10, y otras tantas son un claro ejemplo. En papel es menos notable pero también hay casos. En el mercado yanqui puede hablarse incluso de "amerimanga", manga hecho por americanos, con un estilo totalmente japonés, incluso hechos en blanco y negro, aunque en sentido de lectura occidental, claro, como la ya añeja Dirty pair, de la que no recuerdo el autor, pero era conocido.
Además, ahora hay que sumarle otra incursión oriental menos conocida pero que va sumando puntos: el manwha, el cómic chino, y que me temo que de aquí a unos años será el nuevo fenómeno mundial, muy similar en su estílo al manga pero quizá más bello.
Además, cada vez hay más salónes de manga y anime separados de los salónes convencionáles del género. Se tiene como algo muy concreto y distintivo dentro de la industria, y una seña de identidad y cultural muy definida. Y es que realmente, aunque manga no es más que la denominación nipona para la narración en viñetas, como en inglés lo es comic-book, en francés bande-desinée, en castellano tebeo (por aquella famosa revista, ya desaparecida) o en chino manwha, no tiene nada que ver con la concepción y el planteamiento que tenemos en occidente de la misma. Es cierto que tambien hay diferencias entre el comic americano y el europeo, pero en esencia es lo mismo. En cambio, la forma de contar la historia, el tipo de historia, etc. es diferente en el cómic oriental, pero claro, son dos culturas, dos civilizaciones distintas, y maneras diferentes de ver el mundo. Y por eso es tan enriquecedor todo este asunto, ayuda al intercambio cultural y al conocimiento entre los pueblos. Y que sea el comic uno de los pilares sobre los que posíblemente se asienten después el deseo de profundizar más a todos los niveles en otros pueblos y culturas debería llenarnos de orgullo a los aficionados. No en vano se tiene cada vez más en cuenta como herramienta pedagógica.
Bueno, me siento muy honlado de que sigais pasandoos pol aquí. Nos vemos mañana.
Arigato!

2 comentarios:

Anwar A.K.A Felipe dijo...

Al final todo se va a globalizar y las culturas se unirán y seremos una sola cultura jajaja

La verdad es que el noveno arte es muy influyente.

Saludos

Glob dijo...

Eso si que sería algo muy interesante. Las diferencias que tantos problemas nos han causado dejarían de existír y por fin la humanidad estaría definitivamente unida. Por cierto, ¿Has oído hablar de que en unos siglos todas las razas humanas convergirán en una sóla? Yo vi una fotocomposición con rasgos de las diferentes razas (al menos las más generales)y el resultado era un ser casi angelical, y teniendo en cuenta que la realidad siempre supera a la ficción...cómo será lo que salga!