22 oct. 2008

Con la música a esta parte: Within temptation


No os asustéis, no abro nueva sección. El blog no tiene tanta audiencia para abrír secciones cada poco, aunque todo se andará. En realidad sólamente me gustaría hablar de (o publicitar a) uno de mis grupos favoritos de la música actual: Within temptation.

No soy un gran aficionado a la música heavy. En realidad no me gusta etiquetar los gustos; simplemente voy navegando entre estílos y me quedo con lo que más me gusta de cada uno. Pero eso en la música como en todo, aunque lógicamente siempre hay una cosa que te tira más que otra, y de entre el heavy me quedo sin duda con este grupo.

Within temptation nació en 1996 en Holanda de la mano de Robert Westerholt y de su pareja, la bella Sharon den Adel, que trabajaron juntos en alguna ocasión en el antíguo grupo de Robert, Voyage, del que tambien salieron algunos de los primeros miembros de la banda. La formación actual incluye a Rudolf Adrianus Jolie (batería, bajo, teclados) Martijn Spierenburg (teclados) Stephen van Haestregt (batería) y Jeroen van Veen (bajo).

Su estílo es el metal gótico y sinfónico; éste empezó en los años 90 encontrándose su espíritu más puro en los países europeos, sobre todo en el norte, aunque también hay representantes en otros países, pero por lo general son un poco más comerciales.
Mezcla guitarras potentes y rotundas con música instrumental e incluso coros y órganos de iglesia. Y es que si hay música que se acople a la perfección y que comparta grandiosidad y ritmo con la música clásica e instrumental, esa es la heavy, que aunque a priori parezcan estílos radicalmente opuestos, en realidad son de lo más parejo.

Tras unos primeros trabajos en los que predominaba una música más dura, con voces guturales, más guitarrero que melódico y más cercano a lo que llaman doom metal (metal oscuro, tétrico) y con los que se empezaron a hacer hueco en el mercado del BENELUX y del norte de Europa, en diciembre del 2000 llega el album Mother Hearth, con el que ya comienzan a perfilar su estílo actual, y que de hecho es el que les abre las puertas de par en par, de la fría Europa al resto del mundo.

En 2004 llegó la consagración final con The silent force, disco que cuenta con un coro de, si no me equivoco, 80 personas, nada más y nada menos, y que es el más melódico y comercial de todos.

Su último trabajo de estudio es The heart of everithing, en el que vuelven a dar un toque más metalero, pero sin apartarse de las melodías espectaculares que les lazaron a la fama.

Ir a un concierto de ellos debe ser toda una experiencia; la escenografía es impactante: simbología gótica, efectos visuales, los peculiares vestidos de Sharon y su voz de soprano medio unida a los coros y orquestas que utilízan, son todo un homenaje a los espectáculos grandiosos, y realmente da la impresión de estar en otra época o por lo menos en una extraña dimensión anacrónica o en medio de un cuento de hadas oscuro.

A ver si les da por venir a Galicia. El año pasado hubo un rumor sobre que íban a venír aquí, a Vigo, pero se demostró falso. Cachis. Con lo que me hubiera gustado.
En fin. Nos vemos. Chaíto. Os dejo con la letra de una de las canciones que más me gustan de este grupo, The heart of everithing, y que da título a su último album.

The heart of everything

Nor the pain and the sorrow caused by my mistakes
Won’t repent to a mortal whom is all to blame
Now I know I won’t make it
There will be a time we’ll get back our freedom
They can’t break what’s inside


I’ll face it cause it’s the heart of everything

Open up your eyes
Save yourself from fading away now, don’t let it go
Open up your eyes
See what you’ve become, don’t sacrifice
It’s truly the heart of everything

Stay with me now I’m facing my last solemn hour
Very soon I’ll embrace you on the other side
Hear the crowd in the distance, screaming out my faith
Now their voices are fading, I can feel no more pain

I’ll face it cause it’s the heart of everything

Open up your eyes
Save yourself from fading away now, don’t let it go
Open up your eyes
See what you’ve become, don’t sacrifice
It’s truly the heart of everything

Open up your eyes
Open up your eyes
Open up your eyes
Save yourself from fading away now, don’t let it go

Open up your eyes
See what you’ve become, don’t sacrifice
It’s truly the heart of everything

1 comentario:

Ternin dijo...

Mola, aunque yo me quedo con los edulcorador Evanescence, que despierta mi sentido moña/metalero