6 oct. 2008

Ezpaña, el artista y la ciencia-ficción

Hay algo que echo en falta en el cine y la televisión patrios, y es la ciencia ficción, la fantasía y el misterio. Se pueden contar con los dedos de la mano los realizadores que se han atrevido con éste tipo de géneros, y los ejemplos más visibles son Alejandro Amenábar y Álex de la Iglesia, pero la mayoría de las veces, los actores utilizados no son españoles como tampoco los productores y por tanto, no pueden considerárse películas del todo españolas, a lo que hay que sumarle que cualquier intento tiene que estar casi obligatóriamente teñido de humor o de cosas picantes.
Ya he hablado en posts anterióres de lo que en este país nos gustan los estereotipos y los tópicos, pero esque nos creemos de verdad eso de que el cine de acción, ciencia-ficción, el mundo de los héroes, de lo sobrenatural, etc es patrimonio exclusivo de los sesos secos de los yanquis y que en Europa lo que hay que hacer es cine de autor, de calidad, problemática social o de humor y sexo...y si hay que hacer de eso, pues se hace, pero no en plan serio, sino en paródia, mostrando lo pobre y repetitivo de los estereotipos del imaginário holliwoodiénse... Y si quieres hacer eso como los americanos te vas para Holliwood, que aquí solo hacemos cosas intelectuales.
Con la cantidad de grandes creadores que tenemos, la de mentes capaces de crear mundos e histórias increíbles, éstas tienen que buscarse las castañas fuera o conformarse con el mundo underground, porque aquí el gran solo hay cabida para contar historias de pobreza o de gente con problemas de identidad sexual, gran filón de Almodóvar -que según parece es nuestro gran internacional y todo el mundo quiere rodar con él. - lo que estuvo muy bien hace dos décadas cuando acababamos de salír de una época de represión, pero ahora ya, con todo lo que se ve, me parece que no hay nada nuevo en ello ni nada rompedor.
Tiene que venír un mejicano, Benicio del Toro, acostumbrado a Holliwood, a rodar una película de fantasía ambientada en nuestro país en la guerra civíl, porque de nosotros no sale, y nuestro paradigma de una adaptación del cómic al cine es Mortadelo y Filemón.
Después nos echamos las manos a la cabeza porque se consuma más cine extranjero. La gente busca otro tipo de historias que con nuestros artistas tan solidarios y comprometidos no tienen. Pero no hay que mirar sólamente al cine americano, en Europa tambien se hacen las cosas de manera diferente. Lo que pasa es que en nuestro país tan laico, progresista y de izquierdas ese tipo de historias como que son de segunda categoría. Luego se extrañan de que haya libros cuyo título rece: "Y si habla mal de España, es español."
¿Por qué no le dan más oportunidades al creador español para hacer más historias de este tipo?
¡Quién sabe si no podemos llegar a crear una historia tan mítica como la mismísima Star wars!

2 comentarios:

EinnDc dijo...

Vamos a lo de siempre. ¿No lo hacen o no les dejan hacerlo?

Si un estudio hace una película es para ganar dinero. Una produción jolibudiense seguro que tiene una proyección y una taquilla internacional que les va a llenar el bolsillito. En cambio, pocas veces se exportan las producciones realizadas en nuestra querida piel de toro.

A mercado grande, punto de vista a lo grande. A mercado nacional, mejor no arriesgarse. Si te fijas en las películas de producción patria que triunfan suelen ser comedietas y poco más.

Si eres productor apañó y puedes elegir entre Torrente o El Juego de Ender, indudablemente te lanzarás a por la primera, porque tiene más posibilidades de llenarte el bolsillo y menos coste de producir.

La cuestión igual no es ¿Por qué no le dan más oportunidades al creador español para hacer más historias de este tipo? sino ¿el público iría a ver ésas historias?

Por problema de ideas no es. Acércate a cualquier librería y podrás comprobar la extensa cantidad de literatura de fantasía y cifi de pluma nacional.

Saludos!

Glob dijo...

Claro que el problema no es la cantidad de ideas. Eso es lo que estoy diciendo.

Pero cuando uno no se arriesga seguirá siendo mediocre. Claro que te arriesgas a perder dinero, pero tambien cuando inviertes en bolsa. Desde luego dejandolo debajo del colchón como la abuela no lo gastas.

Y dios mio, si vamos a ver un subproducto como Torrente,¿por qué no iríamos a ver un producto de ciencia ficción patrio más serio?

¿De quién es la culpa en última instancia? Hombre... no lo sé. Pero tú mismo lo has dicho: la industria no se quiere mojar, la pasta ante todo.

Por tanto todo ese rollo de los estereotipos y el intelectualismo sería para ellos una burda excusa a la que aferrarse para tener algo seguro, que no les deja ver los posibles horizontes. Como se suele decír, el árbol no les deja ver el bosque.
Pero ello no impide que la atención de cierto sector del publico se les escape de las manos y mire hacia afuera. Y eso, tambien es dinero que se pierde.
saludos.