22 sept. 2008

Reseñas: Ojalá fuera cierto.



Nuevo apartado de reseñas esta vez dedicado no a un cómic, sino a una novela: "Ojalá fuera cierto", de
Marc Levy.
Nunca he sido de leer novelas románticas; sí he visto películas de ese subgénero, comedias románticas y demás, pero nunca leí una novela. No por nada sino porque ese tipo de tramas yo personalmente las digiero mejor en la pantalla, visualmente, que en papel escrito, donde la descripción de sentimientos y situaciones se vuelve demasiado "pastelona". Y para pasteles amorosos, con todos los respetos hacia el clásico español, ya tenemos a Becquer.
Entonces, ¿por qué me decidí a comprar esta novela?
Muy sencillo: la divertida y simpática adaptación al cine que me visualizé tiempo antes, interpretada por una majísima
Reese Witherspoon ( "Una rubia muy legal" ; "En la cuerda floja") y un tal Mark Ruffalo.

Como la película me gustó y normalmente las adaptaciones suelen ser bastante peores que la obra original impresa, me decidí a comprar la novela seguro de comprar algo realmente bueno.
Y ciertamente no es para el Nóbel de literatura, ni para el Pulitzer, pero es ameno, se lee bien, los diálogos son fluídos como si estuvieras escuchando una conversación real, tiene mucho humor... En otras palabras, es entretenido. Novela y film difieren en algún que otro aspecto, como es natural ya que no siempre se puede contar todo el libro en la película y es necesario acortar la historia o reescribír algunos apartados, aunque hay algunos puntos como cambiar los nombres a los protagonistas que no entiendo, (quizá sea para adaptar mejor la película al público norteamericano, ya que en la novela se deja sentír un poco más la identidad europea del autor. ) pero la esencia de la historia es la misma.

Lauren, una joven médico residente en el hospital de San Francisco sufre un grave accidente de circulación que la deja en coma. Poco tiempo después, Arthur, un joven arquitecto se muda a una nueva casa después de dejarlo con su pareja. Arthur no tarda en descubrír que no está sólo en su nuevo hogar: El espíritu de Lauren también reside allí. Esa era su casa antes del accidente.
La extraña pareja se ve obligada a soportarse y no tarda en surgír la complicidad entre ellos, llegando Arthur a hacer todo lo posible para intentar que Lauren se recupere de su estado. Poco a poco va formándose un amor que traspasa las fronteras de la vida y de la razón, y que pocos son capaces de creer y comprender.
Esta es la primera novela de Marc Levy, autor francés que se mudó muy joven a Estados Unidos donde fundó un estudio de imágenes de síntesis (no me preguntéis qué es eso), residió algunos años y al cabo de un tiempo regresó a París donde fundó un estudio de arquitectura con varios compañeros. Aquí además de hablar del amor y los sentimientos, Levy hace su propia reflexión sobre la prolongación artificial de la vida, y las opiniones enfrentadas que siempre surgen a raíz de estas situaciones.
Otras novelas de este autor son "Mis amigos, mis amores", "La próxima vez" o "Volver a verte".
Recomendados, tanto libro como película, si te gustan este tipo de historias o si sólamente quieres pasar un rato amable.
Sin más dilación me despido hasta mañana. No olviden cuidarse y supervitamineralizarse.

2 comentarios:

Chacal dijo...

Me llama la atención la película, lástima que la pillé un día empezada en Telecinco. Estaré atento para la próxima vez.

Glob dijo...

Pues estate atento, que es una de esas películas típicas de domingo por la tarde, y ya la han puesto un par de veces.