25 sept. 2008

Cómics, mentiras y cintas de vídeo.

Supongo que más de una vez os ha pasado: Llegáis a vuestra tienda habitual, cogéis un cómic, lo ojeáis un poco por encima, lo compráis y una vez en casa, leyéndolo con calma...¡zaca! el típico arrugón en el papel que fastídia una viñeta o una página entera, o cualquier otro defecto del papel o la maquetación. Reconozco ser un poco tiquismiquis con estas cosas, pero es que últimamente cómic que compro, cómic que le pasa algo. Sobre todo los de Panini comics, que empezó muy bien, pero que ahora mismo se le va un poco la pinza con lo de los materiales y la maquetación. Antes estas cosas podían pasar con tres de cada diez comics que tienen en una librería pero es que ahora... te las ves y las deseas para encontrar uno mínimamente en condiciones, si el librero no te dice nada por rebuscar, claro, que esa es otra historia. Pero es que si no lo haces ya ves lo que pasa. Y aún así te llevas alguna sorpresa.
En la librería a la que voy yo no se puede cambiar ningún cómic. Si tienes alguno chungo te $%Çdes, no hay más. Voy a tener que visitar la otras, pero me quedan muy a desmano. La solución más práctica para esto es comprar los ejemplares vía internet, que generalmente te envían ejemplares cuidados y en buen estado, supongo que en previsión de evitar devoluciones. (en la tienda los puedes elegír tú mismo y se supone que cogerás el que mejor esté, pero claro, los libreros ya se sabe, enseguida cogen el látigo). Lo malo son los gastos de envío, pero...
Los últimos comics de Spiderman son un claro ejemplo: el papel se arruga en la maquetación y en la impresión, el satinado no seca bien y se quedan las páginas pegadas, las tapas en vez de plastificadas parecen de papel charol que se arruga con mirarlas, y si se te caen al suelo ya puedes despedirte, los fotolitos no están bien preparados porque las páginas muy oscuras, como es el caso de omd, ese negro no es negro, (los fotolitos no se limpian bien de impurezas para que pase la tinta como tiene que pasar y así quedan. ) . Y eso sólo con Spiderman. Ya no pasa tanto con los demás cómics, pero hay algún caso. Cuando publicaron La canción final de Fénix, Dios, lo que tuve que buscar para encontrar uno que no le pasara nada. Y aún así.
Viturtia dice que ya está, que ya cambiaron de empresa... pero si el tio no sabe ni que nueva empresa se ha contratado para imprimir los cómics. Están más precupados por hacer experimentos raros de mercado que por la calidad de los productos fináles. Mira que no poder ir al quiosco de al lado de casa para poder comprar mis tebeos, como se hacía antaño...Algunos los venden ya sólamente en librerías especializadas o grandes superfícies, como si fuera algo exclusivo, le doblan el precio teniendo el mismo contenido de antaño y ¿para qué? ¿Para que luego vengan así? Lo siento pero no lo entiendo.
En fin, que a lo mejor exagero las cosas, yo que sé. Evidentemente uno no se muere por comprar un comic con errores, pero, cuando compras algo que te interesa tienes todo el derecho del mundo a que esté en perfecto estado, para eso lo pagas. Sobre todo si es algo como un cómic, donde la mayor parte de la narración es visual, el que la viñeta o el papel tengan desperfectos fastidia la armonía. Es como si cuando compras una película, o pagas una entrada de cine, la imágen se cortara por momentos o le fallara el sonido.
Pero esta solo es la opinión de este humilde servidor, que con sus tizones se la comerá.
Hasta pronto.

2 comentarios:

EinnDc dijo...

Yo tengo la suerte de que puedo realizar el cambio sin problema. Incluso hay veces que me llevo el mismo comic más de una vez (encefalograma plano + portadas casi idénticas cada mes = comic repetido en casa) y lo devuelvo sin problemas.

También es cierto que llevo yendo a la misma librería asiduamente desde 1986, y supongo que a éstas alturas no van a dudar de mí.

Ops! La sirena del curro. Me largo a casa, mañana te pongo algo más.

Saludos!

EinnDc dijo...

La verdad es que poco más te puedo decir que lo que te comenté ayer.

Sólo que parece que tengas la negra. En mi caso pocas ocasiones son en las que me ha salido un comic con las páginas arrugadas, desenfocadas, mal guillotinadas, etc. Alguno habrá habido, pero creo que se pueden contar con los dedos de una mano. También es cierto que no compro la colección que mencionas que te sale defectuosa asiduamente.

Lo más normal que suele ocurrirme son las típicas marcas en los cuatro puntos cardinales de las portadas, allí dónde estaba el fleje puesto por la distribuidora y ata el paquete de comics dejándo marca en los primeros y los últimos del fardo. Pero con escarvar un poco hasta encontrar uno en buen estado basta.

Saludos!