11 mar. 2011

El buen descontextualizador que descontextualize...


Me encontraba yo una otoñal mañana de Marzo visitando la nueva expansión del paseo marítimo de Bouzas, en Vigo, la ciudad donde resido, recientemente inaugurada (la expansión, no la ciudad.) Un lugar muy tranquilo y bucólico, donde pasear con el mar a unos pocos palmos de distancia, con la brisa marina acariciándote la faz, revolviéndote el cabello... Iba yo, decía, absorto en mis pensamientos. Cámara en mano y en compañía de muy nobles bestias con la piel de bronce, que sin decir nada te saludan al pasar. De repente, algo impensable se plantó ante mis ojos. -¡No puede ser!, me dije. ¡Es inaudíto! Pero, ¿y los niños?...



















¿¿ES
QUE NADIE VA A PENSAR EN LOS NIÑOS??